No existe una unificación en la forma de clasificar las tipografías puesto que cada diseñador tiene una manera única e individual de trabajar con las fuentes y el mundo tipográfico es inmenso. Podemos tener en cuenta la función o el uso que se suele hacer de la tipografía. Podemos clasificarlas por su morfología o apariencia, basada en la anatomía de las letras. Pero categorizar las fuentes no es el aspecto más importante para darles un buen uso. Lo importante es comprender la estructura de las letras.

Todas las letras disponen de un aspecto o morfología externa que proporciona una apariencia final a la fuente.

1. Línea base, es una lmorfologia_tipoínea imaginaria sobre la que se sientan todas las letras y por debajo de ella estarán las descendentes.

2. Línea tope, es una línea imaginaria que determina el borde superior de las letras mayúsculas y puede tener la misma altura con el ascendente o no, dependiendo de la fuente.

3. Línea media, es una línea horizontal determinada por las extremidades superiores de la mayoría de las letras minúsculas como «a», «c», «e», «x» denominadas de caja baja.

4. Línea descendente, es la línea imaginaria sobre la que se asientan la parte final de las letras «g», «j», «p», «q», «y» que se encuentra debajo de la línea de base.

5. Línea ascendente, es la línea imaginaria que puede coincidir con la línea tope y determina el borde superior de las letras que ascienden como «b», «d», «f», «h», «k», «l», «t» en minúsculas.

6. La altura x minúscula, es la distancia de la línea media a la base en todas las letras de caja baja, que son las que no tienen ni ascendente ni descendentes.

Una vez que entendemos las partes de una letra vamos a empezar a distinguir familias tipográficas. Diferenciamos entre las fuentes Serif y las San Serif:

  • Serif, es el trazo extra de las letras. Las fuentserifes serif o de adorno tienen su origen cuando las letras se cincelaban en bloques de piedra, pero resultaba difícil asegurar que los bordes de las letras fueran rectos, por lo que el tallador desarrolló unos remates finales en los extremos de muchas letras conocida como serifa. Los diseñadores emplean estas tipografías cuando desean proporcionar un efecto tradicional, serio, institucional y cualidades como la dignidad, autoridad, y firmeza. Como ejemplos de fuentes serif podemos citar: Book Antiqua, Bookman Old Style, Courier, Courier New, Garamond, Georgia, Lucida Bright, MS Serif, New York, Times, Times New Roman, Palatino… todas ellas, contiene ese pequeño embellecimiento que a modo de enlace permite al ojo seguir la línea fácilmente en textos amplios.
  • Sans serif, son aquellas fuentes que no sanstienen serifa, es decir, sin patines o sin pie, denominadas de palo seco. Aparecen en Inglaterra durante el siglo XIX y representan la forma natural de una letra que ha sido realizada por alguien que escribe con otra herramienta que no es un lápiz o un pincel. Para los diseñadores este tipo de fuente crea el efecto de modernidad, limpieza, minimalismo, neutralidad y seguridad. Dificultan la lectura de textos largos, se emplean solo en textos muy cortos de etiquetas, embalajes comerciales… apropiadas para letras grandes que puedan ser vistas a distancia como en rótulos, carteles, sobre todo en medios visuales y presentaciones digitales. Los ejemplos incluyen: Arial, Chicago, Mónaco, Tahoma, Helvética, Verdana, Univers…

Otra familia tipográfica para clasificar serían las Fuentes Manuscritas:

  • scriptScript, son las fuentes denominadas manuscritas o caligráficas que son las que parecen haber sido escritas a mano. Tienen un aspecto natural con letras con apariencia cursiva y muy redondeadas.Al no ser fuentes muy legibles, los diseñadores las reservan para firmar o para acentuar títulos ya que las letras handwritten tienen trazos muy finos que pueden perder la legibilidad del texto, por ello, lo importante no es lo que dice, si no la sensación de transmitir valores como la elegancia, el lujo y la calidad. Para títulos de proyectos muy elaborados o clásicos.  Los ejemplos de esta familia tipográfica más comunes son Aelfa, Belphebe, Brush, Edwardian Script, English, Killigraphy, Medieval Victoriana, Vivaldi…

No hay que confundir las fuentes Script con el lettering, este último es el arte de dibujar palabras, son textos subjetivos, personales y de estilo propio.

Un ejemplo de familia tipográfica novedosa, fácil de diferenciar de las tipografías habituales son las fuentes decorativas:

  • decorativaDecorativas, es el nombre que reciben las fuentes creadas con el único objeto de mostrar un estado de ánimo y están pensadas para cada evento o para representar una época o hecho concreto de forma original. Estas fuentes de exhibición se van creando por la industria del entretenimiento según las necesidades, para exhibiciones futuristas o de arte. Son las que tienen mayor poder y los diseñadores las emplean para generar gran impacto. Pueden contener elementos de fantasía que nos evocan de forma indiscutible una sensación concreta. Tenemos por ejemplo fuentes como Terminator, Star Wars, Final Frontier, Jokerman…

Pero además de esta clasificación de fuentes con serifa, sin serifa, manuscritas o de exhibición, podemos encontrar muchas más familias tipográficas que clasificar. Por ejemplo, dentro de las fuentes que tienen serifa encontramos distintas familias Old style sería las diseñadas en la época del renacimiento, muy legibles, con serifas redondeadas y caracterizada porque la relación de aspecto que existe entre los trazos gruesos y los delgados es moderada (bajo contraste). Garamond, Minion Pro, Palatino, Centaur, Bembo… Luego tenemos las tipografías de Transición que son las que se sitúan entre las antiguas y las modernas, con serifas redondeadas, se caracterizan porque las mayúsculas y las ascendentes están en la misma línea, hay un gran contraste entre los trazos gruesos y los finos más que en las de estilo antiguo pero menos que en las modernas, la modulación (ese eje imaginario de cada letra) es vertical o casi vertical y los trazos terminales ascendentes de las letras de caja baja son ligeramente oblicuos y los trazos inferiores son usualmente horizontales. Las fuentes principales de transición son Times New Roman, Baskerville, Times, Century… Y por último tenemos las fuentes Modernas que aparecen en el s. XVIII y en las que las serifas lineales no se redondean ni se unen, se relacionan angularmente con el bastón de la letra, se caracterizan principalmente por el marcado contraste con trazos horizontales delgados pero verticales gruesos y podríamos decir que las más representativas son Century, Bodoni, Didot, Bookman… Vamos a definir también a las Slab Serif como tipografías con serifas gruesas en forma de bloque, es decir, rectangulares, grandes y además con el mismo grosor de línea, pensadas sobre todo para uso editorial tenemos la Rockwell, Menphis, Figaro, Excelsior…

Pero todo esto es muy orientativo porque en el diseño y la creatividad nada es clasificable. Cada profesional gráfico tiene un estilo personal en sus comunicaciones visuales y el proceso de uso de las tipografías que cada cual le da, es muy particular.